Rotulador para remover manchas de bolígrafo y Biro

    Tiempo de entrega:5-7 Días
Agregar al carrito
  • Descripción

Se puede utilizar en muebles de cuero, asientos de coche, bolsos, prendas de vestir y prendas de vestir

- Hecho en Alemania
- Ideal para quitar el bolígrafo fresco, el biro y las marcas de tinta ligeras en el cuero pigmentado
- Puede ser necesario recolorar el cuero después de la utilización de este producto dependiendo de la gravedad de la mancha es
- Contiene una punta reversible que la hace adecuada para usos múltiples
- No apto para su uso en gamuza

Las marcas de bolígrafo sobre muebles, cuero de automóviles y artículos de cuero o imitación ocurren con relativa frecuencia. Desafortunadamente, estos no siempre son fáciles de quitar.
Cuando más fresca sea la marca de bolígrafo, es mas fácil el tratamiento. Trazos de bolígrafo de tres días o mas, sólo pueden ser retirados con un poco de suerte,
sin ajustar después el color. A menudo con pruebas de limpieza incorrectas, el daño puede ser aumentado.

Por seguridad, es aconsejable probar todos los productos usados por primera vez en una zona oculta para examinar posibles modificaciones. Hacer incluso una línea con el bolígrafo o rotulador que ha causado el problema. Limpiar con fuerza, para saber lo que es posible y lo que hay que evitar en la parte visible.
Algunos bolígrafos tienen mucha tinta. Para evitar, que con la limpieza quede una mancha mas grande, pegar una cinta adhesiva (de carrocero, no celo) encima de la mancha o la línea para tomar el sobrante. Repetir hasta que la cinta no coja más color de la tinta. Así tomaremos todo el exceso y la limpieza siempre será más fácil.

Después limpiar la mancha con nuestro Rotulador quita tinta. Presionar la punta del rotulador quita tinta dos o tres veces, hasta que la punta esta mojada con el liquido. Retirar la línea o mancha con poca presión y con movimientos circulares e ir reduciendo el radio. La línea se suaviza humedeciendo con el líquido de limpieza.
Entremedias limpiar la tinta disuelta con un trapo para evitar manchas y vigilar el progreso. También limpiar la punta del rotulador si es necesario. La punta también se puede sacar y ponerla al revés. Repita si es necesario e ir aumentando la presión un poco.

Las marcas de tinta que llevan mucho tiempo normalmente no se limpian fácilmente. En estos casos se necesitará ajustar al color original con nuestro Tinte reparador Cuero.
Una pre-limpieza, siempre es necesaria para evitar que la marca salga a través del tinte reparador. Las áreas después de la limpieza se deben proteger con nuestro Protector Especial Cuero.